Si corremos una maratón: ¿qué le pasa a nuestro cuerpo?

Una maratón es una carrera de larga distancia que provoca grandes transformaciones físicas y psicológicas. Es por esto que como corredor es necesario que conozcas aquellos cambios que una maratón podría generarle a tu cuerpo, ya sea durante y después de la realización de esta.

Los cambios durante una maratón

Temperatura Corporal

Alrededor del 70 % de la energía que produce la musculatura se pierde en forma de calor durante una maratón, lo que trae como resultado que se acreciente la temperatura corporal en 1 y hasta 2 grados.

El Nivel de Sudor

Las glándulas sudoríparas, en un esfuerzo por regularizar la temperatura del cuerpo, bombean hasta 1 litro de sudor por hora, por lo que necesitas alrededor de 500 ml de alguna bebida deportiva por hora con el fin de sustituir el agua y los electrolitos que se pierden durante una maratón.

El Ritmo Cardíaco

Debido a que la musculatura requiere de oxígeno transportado por nuestra sangre y sus nutrientes, la velocidad del corazón de un runner se encuentra alrededor de los 140 latidos por minuto y podría llegar hasta los 180 bpm en una carrera veloz en dirección a la meta. Por su parte, la tasa cardíaca en reposo se encuentra entre los 70 y 80 bpm.

El Ácido Láctico

Los calambres corresponden a subproductos de la respiración anaeróbica, es por esto que una gran cantidad de ácido láctico se podría almacenar durante los últimos kilómetros. De esta manera, cuando corras más rápidamente, más lactato poseerás.

La Presión Arterial

A pesar de que los vasos sanguíneos se hacen más grandes, la presión arterial se eleva. Más tarde, después de llegar a un máximo de adrenalina al acabar, baja con rapidez, provocando que el corredor durante una maratón sufra de mareos si es que no realizó primeramente una caminata pequeña.

Se queman calorías

Un runner promedio, puede llegar a quemar entre 2.400 hasta 2.600 calorías durante la realización de una carrera o maratón.

Los cambios después de una maratón

La Glucemia

El azúcar en la sangre es la principal fuente de obtención de energía y la glucosa se almacena en forma de glucógeno. Una investigación reveló que estos niveles bajan a prácticamente la mitad cuando se está corriendo una maratón, y a la mañana siguiente aún se encuentra un 56% más bajo que con anterioridad a la maratón.

Pérdida de Grasa Corporal

El cuerpo de un corredor recurre a la quema de grasa cuando las reservas de glucógeno del hígado se terminan, transcurrido un tiempo de alrededor de 2 horas. Un runner podría llegar a perder hasta el 6.11 % de su grasa corporal después de una maratón.

El Volumen Plasmático

En relación con esto, debes saber que las células sanguíneas son transportadas por medio de un líquido acuoso que se denomina plasma y su volumen se ve reducido aproximadamente un 4.7 % durante una carrera, esto debido a la pérdida de líquidos a través del sudor. Por esta causa, el corazón debe bombear con más fuerza para transportar esta sangre, la que resulta más densa de lo normal.

La Altura

Esto es algo que quizás no sepas, pero, un runner después de una maratón de 42 kilómetros puede llegar a perder, de manera temporal, hasta 2 centímetros de altura.

La Masa Corporal

La pérdida de grasa corporal, de la hablábamos anteriormente, se convierte en una disminución de 2.5 KG de masa corporal de los runners, lo que representa una baja de 0.69 puntos en el índice de masa corporal.